El pato de goma

Primer pato amigurumi que tejo.

Patito amarillo

Surgió de una conversación con un programador informático.
Parece que en ese mundillo es conocida la idea de tener un pato de goma en la mesa de trabajo con el que poder hablar cuando no viene la inspiración. De esa manera, contando en voz alta lo que te ronda por la cabeza cuando no tienes un compañero de trabajo con el que hablar, muchas veces caes en la cuenta de lo que estabas haciendo mal o lo que no se te había ocurrido hasta ese momento.

Pues ya hay un programador más en el mundo que tiene su patito de goma, aunque en este caso es de hilo y está hecho a crochet.
Los ojos son así a petición del interesado.

Para tejerlo he seguido el patrón de Tejiendoperu

Después de rondar un poco por el jardín ya está en su puesto de trabajo. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *