Cómo convertir manoletinas de verano en otras de invierno

Hoy el post va de reutilización de recursos, esas cosas que tenemos por casa y a las que no les damos salida si no es cambiándolas un poco. ♻︎
Cómo reutilizar unos zapatos de primavera/verano para otoño/invierno.

Pues sí, con un simple cambio de color pasamos de tener unas relucientes y luminosas manoletinas o bailarinas de primavera, a disponer de unas de otoño invierno, en un color ocuro, negro en este caso.

en negro, para estrenarlas
Zapatos de fondo de armario

Tenía estos zapatitos de mi hija que seguían valiéndole al comenzar la temporada de otoño y en blanco no se los iba a poner, seguramente para la próxima primavera ya no le sirviesen, ya sabemos lo rápido que crecen los niños. Así que pensé ¿por qué buscar unos de invierno si estos pueden ser perfectos? Sólo tengo que cambiarles el color


Pues manos a la obra.
Fui al supermercado a por tinte negro para zapatos, porque es lo que combina con cualquier cosa. No recuerdo cuánto me costó el bote pero fue poco, y me dio para las manoletinas y para un bolso.
En mi caso eran unas manoletinas de cuero (piel) y cogí un tinte para ese material.

El proceso es muy sencillo, sólo hay que seguir las instrucciones de uso que vienen con el tinte. El resultado con los zapatos fue perfecto, como nuevos.

Materiales:


– Manoletinas blancas de piel
– Bote de tinte para cuero
– Guantes desechables
– Trapo viejo
– Cartón o papel de periódico
– Cinta de carrocero

Realización:

Para empezar es recomendable estar en un lugar bien ventilado porque vamos a usar un producto químico y cuantos menos vapores respiremos mejor para nosotros.
Comenzar colocando la cinta de carrocero alrededor de la suela para evitar mancharla con el tinte, en mi caso era de color marrón.


Los zapatos deben estar limpios de polvo y secos.
Ponerse los guantes y aplicar el tinte siguiendo las instrucciones del fabricante. Viene con un pincel que es suficiente para extenderlo perfectamente.
El trapo viejo es por si se mancha algo para poder limpiarlo enseguida.
El cartón o papel es para trabajar sobre él y así evitar manchar el suelo o la superficie sobre la que estemos trabajando porque luego quizá sería difícil de limpiar.
Pues nada, espero que os sirva como idea por si no sabéis qué hacer con los zapatos de comunión por ejemplo, una pena que se queden nuevos pudiendo utilizarlos. 😉

Blusa de verano

Blusa de verano
ligera, fresquita y colorida

Utilizando la preciosa tela veraniega de un vestido de verano de mi hija que ya no le valía, he creado esta blusa.

Por un planeta más sostenible, reutilizando recursos que ya tenemos, se pueden conseguir prendas tan lindas como ésta.
Es única y muy económica ya que sólo he gastado medio ovillo de algodón que compré hace unos días, la tela ya la tenía y los botones de adorno también.
Lo mejor es que aun tengo trozos de tela de ese vestido que he guardado para utilizar en otros proyectos, quizá como forro de algún bolso o monedero, tal vez como adornos para el pelo…. Ya se me ocurrirá algo seguro.

Materiales

Materiales para la blusa
con estas lindezas 🙂

– Algodón Cotofil de Donovillo para aguja de 3-4 mm
– aguja de crochet 4 mm
– tijeras
– aguja lanera
– alfileres
– hilo de coser
– tela 50 cm aproximadamente
– aguja de coser o máquina
– metro

Realización

Para el canesú:

He utilizado el punto de un vestido de Milart Marroquin, un punto precioso con relieve y textura.

He montado una cadena inicial de 165 cadenetas para un contorno de pecho de 90cm.
1ª vuelta: comienzo levantando una cadena y haciendo una vareta en el mismo sitio, una cadena al aire, saltar una cadena de la base y en la siguiente hacer una vareta, cadena al aire y saltando una de la base hacer vareta en la siguiente, repitiendo esto hasta el final de la vuelta.

2ª vuelta: comienzo levantando levantando una cadena y hago un punto bajo en el mismo sitio, durante el resto de la vuelta se repetirá medio punto + 2 cadenas + media vareta en el mismo espacio saltar una cadena y repetir hasta el final de la vuelta que acaba con medio punto.
3ª vuelta: realizar medio punto en el primer punto y después 2 medios puntos en el medio punto de la vuelta anterior pero cogido por detrás.
En este caso, como he hecho el tejido abierto, he cogido el hilo de detrás del medio punto de la vuelta anterior pero según se presentaba.

Para el canesú hago 9 vueltas, se alternan la 2ª y la 3ª.
La última vuelta se va enganchando en los arcos de la vuelta 8 pero se hace como si fuese vuelta 2 , es decir medio punto , 2 cadenas y media vareta en cada arco.

Para terminar tejo para los ojales que irán delante en el lateral de la tira de uno de los lados : 2 medios puntos, 3 cadenas, 1 medio punto, 3 cadenas, 3 medios puntos.

Tirantes:

Monto 6 cadenas y hago variación del punto del canesú.

Para la 1ª vuelta :
– levanto una cadena y tejo en ese punto 1 medio punto + 2 cadenas + 1 media vareta
– Salto una cadena
– Medio punto + 2 cadenas + 1 media vareta
– Salto una cadena
– Medio punto + 2 cadenas + 1 media vareta

Para la 2ª vuelta siguientes hasta llegar al largo deseado:
Hago la vuelta igual que la 1ª pero enganchando en el arco que se forma en la vuelta anterior.

Yo le he dado un largo de 43 vueltas ( al usarla se ha dado de sí el tirante así que con algunas vueltas menos valdría, a mi me toca descoser el tirante del canesú y coserlo en la parte baja de éste en lugar de en el borde superior como había hecho en un principio).

Medidas y costuras:

Contorno de pecho 90cm
Corto el ancho de la tela a 47 cm de lado
48 cm de largo, que se quedarán en 45 cm al hacer la costura ( uno para la costura y dos para el dobladillo inferior).
Marcar el punto medio de la tela delante y detrás para comenzar a unir el canesú.


Engancho el tirante en el 10 espacio de varetas (quedan 9 libres desde el centro) a ambos lados del centro, dejando la vareta central como punto neutro de partida.

Coser el canesú a la parte superior de la tela.

¡Camiseta blusa veraniega terminada!